Suspensión Neumática. Cómo Funciona, Partes, Tipos, Ventajas

Seguramente habrás escuchado mencionar sobre la suspensión neumática, más aún si eres de los que busca siempre mejorar las prestaciones de tu coche en cuanto a maniobrabilidad y equilibrio en las curvas.

Es por esto que en este artículo te proporcionaremos todo lo que debes saber sobre este tipo de sistema de suspensión, para que lo puedas conocer más a fondo y animarte, si deseas, a instalarlo en tu coche para mejorar su conducción.

Cómo funciona la suspensión neumática
Cómo funciona la suspensión neumática

¿Qué Es La Suspensión Neumática?

Es un modo de suspensión que trabaja con una bomba eléctrica o un compresor, los cuales bombean aire a fuelles u otros dispositivos flexibles que, por lo general, están fabricados de caucho, poliuretano y reforzados con tela especial.

Estos fuelles o bolsas de aire fabricadas especialmente para tal fin, son presurizados de manera tal que su funcionamiento reemplaza a las ballestas o resortes helicoidales de un sistema de suspensión típico.

Estos son hinchados por un compresor, el cual impulsa el aire a cierta presión para que tengan un comportamiento similar a los resortes o las ballestas, absorbiendo las cargas o golpes provocados por los baches del camino.

Este tipo de suspensión emplea válvulas de control de altura para medir la cantidad de aire necesaria en los fuelles según las condiciones de trabajo del vehículo.

¿Cómo Funciona La Suspensión Neumática?

El acumulador suministra aire a las válvulas HCV que están unidas al bastidor del vehículo. En el momento en que se agrega carga al coche, el varillaje desvía y desplaza la válvula de acuerdo con la misma para mantener la suspensión a una altura constante.

El sistema de válvulas HCV proporciona aire según la desviación del varillaje, inflando los fuelles y regresando la suspensión a su posición original, asegurando una altura correcta para el manejo seguro del coche.

El varillaje se mueve a una posición neutral, y simultáneamente, las válvulas HCV también regresan a su ubicación original, bloqueando el paso de aire para asegurar los fuelles y conservar una altura de manejo adecuada.

Una vez que se libera al vehículo del peso o carga y el sistema se relaja, esta carga se aleja del eje, volviendo a su posición original. Esto se consigue al liberarse aire por el puerto de escape, haciendo que el varillaje regrese a su posición neutral.

Luego, el puerto de escape se cierra y el aire restante dentro de las bolsas de aire se bloquea nuevamente, manteniendo la altura de manejo correcta para una condición sin carga.

Partes De Una Suspensión Neumática

Aunque inicialmente parezca complicado de entender, la composición de un sistema de suspensión neumático en realidad es bastante simple una vez que entiendes sus componentes básicos y su funcionamiento en conjunto.

Compresor de aire

El compresor de aire se encarga de bombear aire al tanque de almacenamiento, para luego distribuirlo a los fuelles o cámaras de aire. La mayoría de los sistemas cuentan con uno o dos compresores, dependiendo de la rapidez de respuesta que se desee. Estos compresores deberán conectarse a la fuente de alimentación y a tierra.

Al encenderse el sistema, los compresores se activan para llenar el depósito o tanque de aire, y cuando la presión disminuye a un nivel preestablecido, el sistema hace que los compresores se activen nuevamente para restablecer la presión de funcionamiento.

Tanque de aire

Es el componente que retiene y almacena el aire comprimido que se emplea para elevar el coche. Este tanque de aire, generalmente, tiene una capacidad que varía entre los 15 y 20 litros, y están equipados con soportes de montaje y válvulas de fácil conexión a las líneas del sistema.

Líneas de suministro

Son las encargadas de llevar aire desde el tanque a los puntales o amortiguadores. Usualmente fabricadas en goma específicamente diseñada para soportar las duras condiciones de la carretera, climas extremos y las condiciones de operación del sistema.

También te puede interesar:

Colector de válvulas

El colector de válvulas controla electrónicamente el suministro de aire en el sistema, siendo el corazón de este. Está compuesto por un bloque de aluminio con solenoides electrónicos, válvulas y accesorios para permitir una fácil instalación.

Fuelles

Son simples bolsas de caucho o goma encargadas de retener el aire. Conocidos también como bolsas de aire, vienen también en forma de pistón o de fuelle alargado.

Estos elementos utilizan la capacidad de compresión del aire y el caucho para absorber las vibraciones y variar la altura del coche. El aire comprimido se empuja hacia los fuelles para inflarlos y aumentar la altura de la suspensión.

Estos están localizados entre el marco y los ejes del vehículo, permitiendo levantar y nivelarlo cuando este transporta una carga o la está remolcando, o al ser sometido a las irregularidades del camino.

Actualmente, los fuelles son manufacturados de la misma manera que los neumáticos, usando cordones de alta resistencia encapsulados en caucho, pero usualmente están fabricados de poliuretano o caucho reforzado con tela especial.

Puntales/Amortiguadores neumáticos

Estos son muy similares a los de fábrica que vienen con el vehículo, con la diferencia de que en vez de montar resortes helicoidales, traen consigo una cámara de aire que se infla o desinfla para subir o bajar el coche.

Estos amortiguadores/puntales de aire se sujetan al igual que los componentes de fábrica, sin requerir modificación alguna o muy poca para hacerlo, y vienen equipados con una válvula de escape para liberar el aire al bajar el vehículo.

Kit de suspensión neumática para coche
Kit de suspensión neumática para coche

Válvula de control de altura o HCV

Es un tipo de sensor que detecta el cambio de altura del eje con respecto al bastidor, también conocida como HCV. Por lo general, se trata de una válvula mecánica, pero los vehículos modernos disponen de mecanismos electrónicos de control de altura.

Este mecanismo está unido al bastidor del vehículo, y un varillaje en forma de L conecta la HCV al eje. Cuando este se mueve hacia arriba y hacia abajo con respecto al marco, el varillaje recorre la válvula o mecanismo electrónico.

En las de tipo mecánico, la HCV está ubicada entre la línea de suministro de aire del tanque y los fuelles. La HCV también posee un puerto de escape por donde se libera el aire cuando los fuelles se desinflan.

Sensores de altura de manejo

Estos sensores se utilizan para comunicarle al sistema de gestión de aire de tu vehículo la altura actual de cada puntal o amortiguador, permitiendo controlar al instante la altura del coche según un valor preestablecido.

También se pueden usar para programar alturas de manejo específicas, permitiendo obtener la altura perfecta de conducción con solo presionar un botón.

Trampas de agua

Como en cualquier sistema de aire comprimido, se necesitan de trampas de agua para atrapar la humedad que se pueda generar en las líneas de circulación, filtrando la humedad y cualquier desecho presente en el aire.

Tipos De Suspensión Neumática

Esencialmente, hay 3 tipos de suspensión neumática:

1. Basados en diseño de la cámara de aire

Tipo fuelle: Consta de fuelles de goma o vejigas de goma, de forma circular con dos circunvoluciones, similar a un ocho, para la transición adecuada cuando se llena o libera aire comprimido.

De manera más simple, el sistema tradicional de suspensión de resortes helicoidales se reemplaza por fuelles, que no es más una columna de aire retenida dentro de un contenedor de goma y tela similar a unas llantas de automóvil puestas una sobre otra.

Tipo pistón: Es un contenedor de metal en forma de tambor invertido, con un pistón deslizante conectado a la horquilla inferior. Contiene además un diafragma para proporcionar un sello, firmemente conectado al borde del tambor.

Tipo fuelle alargado: Este se emplea cuando el sistema neumático se utiliza en el eje trasero del vehículo. Son como el resorte tipo fuelle, pero de forma casi rectangular con dos extremos semicirculares.

Estas estructuras en forma de codo están ubicadas entre el eje trasero y el bastidor del vehículo.

2. Basados en el trabajo

Sistema completo: Es un sistema completamente automático o ajustable, sustituyendo la suspensión convencional en ambos ejes por un sistema neumático integral. Este amortigua las pequeñas irregularidades de la carretera brindando comodidad de conducción.

Los componentes de este sistema incluyen el compresor, el acumulador, las bolsas de aire, el sensor de altura, las líneas de suministro y la unidad de control electrónico o ECU.

Sistema semineumático: Cuando el coche monta esta configuración, el sistema apoya al sistema convencional empleando cámaras de aire. Usualmente, se usa este sistema en camiones de carga pesada.

En este caso, la cámara de aire está ubicada entre el chasis y el eje trasero elevando la altura de manejo del vehículo cuando es sometido a carga, proporcionando una altura de manejo independientemente de esta, aumentando el confort y estabilidad del vehículo.

También te puede interesar:

3. Basados en tipo de fuelle

Doble contorneado: Es similar a dos estructuras ovaladas colocadas horizontalmente una sobre la otra. Los resortes contorneados brindan un buen aislamiento de vibraciones y una actuación lineal o angular.

Son más adecuados para utilizar en la mayoría de los sistemas de suspensión delantera donde el resorte se asienta considerablemente hacia el interior del punto de carga, ya que tienen más capacidad de carga, carrera más corta y una tasa de resorte más progresiva.

De manga: Estos son los más adecuados para los sistemas de suspensión trasera donde las condiciones operacionales son más fuertes. Proporciona un buen aislamiento de vibraciones, pero solo actúan linealmente. Cuentan con un diámetro menor, carrera más larga y tasa de resorte más lineal.

De lóbulo rodante: Consta de un pistón en un extremo del fuelle, en lugar de un plato. Por lo general, no se recomienda para el aislamiento de vibraciones y se encuentra principalmente en suspensiones de vehículos económicos.

Ventajas De La Suspensión Neumática

Algunos de los beneficios de la suspensión neumática son:

  • Brinda más comodidad al conductor, ya que reduce el ruido y amortigua las irregularidades del camino que pueden provocar incomodidad y fatiga.
  • Minimiza el desgaste al reducir la aspereza y la vibración en la conducción de servicio pesado.
  • Los remolques extienden su vida útil porque los componentes del sistema no reciben tanta vibración.
  • Reduce la tendencia de los camiones con distancia entre ejes corta a rebotar en caminos y terrenos más irregulares cuando el vehículo está sin carga.
  • Mejora la altura de manejo en función del peso de la carga y la velocidad del vehículo.
  • Permite mayor velocidad en las curvas debido a que se adapta mejor a la superficie de la carretera.

La suspensión neumática aumenta la capacidad de carga de camiones y remolques al dar un mejor agarre, nivelando toda la suspensión.

También te puede interesar:

Un sistema de suspensión neumática también se puede ajustar de modo que los conductores puedan seleccionar entre una sensación más suave para la conducción en carretera o una más dura para mejorar el manejo en carreteras más exigentes.

Para cargas pesadas, la suspensión neumática brinda una mayor consistencia y mantiene niveladas todas las ruedas, especialmente en casos donde la carga es difícil de equilibrar, generando un menor balanceo de la carrocería al girar en esquinas y curvas.

Desventajas De La Suspensión Neumática

Algunas de estas desventajas son:

  • Los costos iniciales de compra e instalación son elevados; a veces también puede llegar a triplicar el costo de las reparaciones comparándolos con un sistema de suspensión convencional tipo ballesta.
  • Elevan los gastos en combustible para hacer funcionar compresores para bombear aire a la presión correcta.
  • Afecta la eficiencia del combustible por el mayor peso de la suspensión neumática comparándola con el peso de la suspensión tipo ballesta.
  • Su vulnerabilidad a las fugas de aire puede provocar fallas en el funcionamiento.

Algunos de los inconvenientes de este tipo de sistema se deben a algunos problemas mecánicos a los que pueden ser vulnerables.  Algunos de los problemas comunes con los sistemas de suspensión neumática pueden necesitar de reparación incluyen:

  • Óxido o daños por humedad desde el interior que pueden hacer que los amortiguadores de aire o fuelles funcionen mal.
  • Falla de la tubería de aire que conecta los puntales o fuelles al sistema de aire.
  • Falla de las conexiones de aire como resultado de una mala instalación inicial o de uso poco frecuente.
  • Daño del compresor causado por fugas de aire en los resortes o puntales, haciendo que este se active constantemente para mantener la presión de aire adecuada.

Incluso con estos problemas, los beneficios pueden superar con creces las desventajas.

¿Cuánto Cuesta Poner Suspensión Neumática?

Adquirir un kit de suspensión neumática y mandar a instalarlo en un taller mecánico te puede acarrear un gasto de aproximadamente 2000 euros por el costo del sistema y 500 euros en mano de obra. En ocasiones la instalación puede verse complicada, ya que requiere modificaciones del coche.

¿Cuánto Dura Una Suspensión Neumática?

La duración del sistema neumático estará entre 6 y 10 años hasta que tengas que reemplazar componentes. Esto teniendo en cuenta que, con el tiempo, las juntas se secarán y los conectores serán menos herméticos, lo que originará fugas de aire que acortarán la vida útil del compresor.

Ahora bien, si los componentes se instalan correctamente y son de calidad premium, el sistema puede durar mucho más tiempo. Solo debes comprobar la presión del sistema periódicamente o emplear un sistema de monitoreo automático que lo haga por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio