Qué Es El Líquido Refrigerante. Tipos, Composición

Para proteger los motores ante el sobrecalentamiento existe el líquido refrigerante o también llamado anticongelante, que además de cumplir la función de refrigerar el motor, también protege de la corrosión al sistema de enfriamiento del coche.

Los motores de combustión, como fuente de energía para los coches, suelen calentarse demasiado. Sin la adecuada protección, un motor puede desgastarse mucho o incluso quemarse y su remplazo resultaría muy costoso.

En este artículo te comentaremos de qué se trata este líquido refrigerante, los tipos de refrigerante, para qué sirve, lo que ocurre si un vehículo se queda sin refrigerante, su duración, composición y la importancia de este fluido.

Qué Es El Líquido Refrigerante Del Coche
Qué Es El Líquido Refrigerante Del Coche

¿Qué Es El Líquido Refrigerante?

El líquido refrigerante es un fluido especial que circula por el motor para mantenerlo en un rango de temperatura para su funcionamiento correcto.

Está hecho de etilenglicol o propileno, agua, algunos aditivos de protección y puede ser de color verde, azul incluso rosa.

En los motores de combustión interna la energía se genera quemando combustible y parte de ella es aprovechada por el motor para hacer avanzar el coche. La restante se convierte en calor.

Una fracción de ese calor se va por el sistema de escape y el remanente permanece en el bloque del motor.  

En un motor durante la combustión, se alcanzan temperaturas alrededor de los 1.100 °C y puede alcanzar a veces los 2.400 °C. Hay que tener en cuenta que los componentes de aluminio se derriten a los 663 °C.

Gran cantidad de fallas dentro del motor están relacionadas con el sobrecalentamiento. Para mantener en funcionamiento el motor a su temperatura correcta y protegerlo se utiliza el líquido refrigerante del motor.

Tipos De Líquido Refrigerante

Los automóviles modernos necesitan de líquidos refrigerantes para mantener adecuadamente funcionando el sistema de enfriamiento del motor y protegerlo contra daños.

Hoy en día los proveedores de servicios automotrices emplean tres tipos de refrigerante básicos:

Refrigerante IAT (Tecnología de Acido Inorgánico)

Este distintivo fluido refrigerante de color verde, ha protegido durante décadas los sistemas de enfriamiento, y aún sigue siendo el fluido refrigerante de fábrica de muchas marcas.

La rápida tasa de agotamiento de sus aditivos es la razón por la que este refrigerante debe cambiarse más frecuentemente, usualmente cada dos años o 40.000 kilómetros.

Refrigerante OAT (Tecnología de Ácido Orgánico)

Mayormente usada en vehículos fabricados por General Motors y algunos otros como Saab y Volkswagen. Son de color naranja, amarillo o morado y se cambian cada 5 años o 80.000 kilómetros.

Su característica principal es su alta resistencia y durabilidad.

Refrigerante HOAT (Tecnología de Ácido Orgánico Híbrido AI)

Brinda los beneficios de los refrigerantes AIT y OAT, mayormente son de color amarillo o naranja y son comunes en vehículos fabricados por Ford y Chrysler.

Se cambian cada 5 años u 80.000 kilómetros, aunque algunos fabricantes especifican cambiarlo cada 10 años.

Te puede interesar:

Las 5 Fallas Comunes Del Enfriador De Aceite

Sistemas de Enfriamiento de Vehículos Híbridos y Eléctricos

Los coches híbridos y eléctricos en su gran mayoría tienen un sistema de enfriamiento separado para el paquete de baterías. Sólo se deben usar refrigerantes con las especificaciones de los fabricantes del coche.

Además de los tipos de refrigerantes básicos mencionados, cada fabricante de automóviles tiene requisitos únicos para los líquidos refrigerantes del motor. El fluido debe cumplir siempre con las especificaciones aplicables.

Líquido Refrigerante
Líquido Refrigerante

Esta información está contenida en el manual de servicio del vehículo y un buen asesoramiento especializado garantizará que el líquido refrigerante utilizado cumpla con los requisitos de fábrica.

¿Para Qué Sirve El Líquido Refrigerante?

El líquido refrigerante se encuentra en un depósito junto al radiador antes de ser introducido al bloque del motor y sus componentes.

El refrigerante se utiliza conjuntamente con el sistema de refrigeración líquida que consta de los siguientes componentes:

  • Bomba de agua: También conocida como bomba de refrigerante, que hace circular el fluido a través de todo el sistema.
  • Radiador: Encargado de extraer el calor absorbido por el refrigerante.
  • Mangueras del radiador: Conectan los componentes del sistema de enfriamiento.
  • El ventilador: Extrae aire a través del radiador cuando el automóvil no avanza lo suficientemente rápido para mover el aire.
  • Termostato: Controla la temperatura del líquido refrigerante.

Cuando el motor está funcionando, el líquido refrigerante circula de manera continua a través del motor y de vuelta a través del radiador. El refrigerante sale por la parte inferior del radiador luego de haberse enfriado.

Después llega a la bomba, donde es impulsado al bloque y la cabeza del motor, donde absorbe el calor excesivo para disminuir la temperatura del mismo.

Luego el líquido refrigerante regresa a la parte superior del radiador donde se enfría de nuevo para repetir el ciclo.

El refrigerante cumple funciones de refrigeración, manteniendo el motor en su temperatura óptima.  Además, lubrica la bomba y protege de la corrosión todos los componentes que toca en su circulación.

¿Qué Pasa Si El Coche Se Queda Sin Líquido Refrigerante?

Si un vehículo se queda sin líquido refrigerante o el nivel baja demasiado, el motor pagará las consecuencias más pronto que tarde.

Como la principal función de este fluido es absorber el calor del motor para impedir que se sobrecaliente, obviamente su falta provocara la subida excesiva en la temperatura del motor y el riesgo potencial de quemarse.

Cuando en cambio se produce una pérdida de anticongelante en invierno, el motor simplemente no arrancará ya que las piezas que lo componen estarán congeladas.

Si insistimos en poner en marcha al motor en estas condiciones se romperá el circuito de enfriamiento o el motor puede bloquearse, por lo que es importante siempre verificar el nivel del fluido y controlar que no haya pérdidas en el sistema.

Conducir con un nivel bajo de líquido refrigerante puede causar daños en algunas partes de su vehículo, lo que puede originar fallas que requieran reparaciones costosas. Algunas cosas que pueden ocurrir son:

  • Sobrecalentamiento del motor: Sin suficiente refrigerante, el motor se calentaría en exceso y funcionará defectuosamente. El uso continuado del motor bajo esta condición provocaría daños permanentes en el motor.
  • Explosión de la junta de culata: A veces puede hacer que explote una junta de culata en el bloque del motor, causando que salga humo del motor o del tubo de escape, pérdida de potencia, sonidos de golpeteo y baja eficiencia.
  • Apagado del coche: El sistema de apagado automático que poseen algunos automóviles para prevenir daños graves se activa si el nivel de líquido refrigerante está bajo. Esto puede ser peligroso dependiendo del sitio donde ocurra.

Síntomas De Nivel De Líquido Refrigerante Bajo

Pueden variar según el nivel de líquido refrigerante del vehículo. Generalmente, el nivel bajo del fluido activará la luz de alarma y en algunos casos se muestra el mensaje “Comprobar refrigerante” en el tablero.

En este caso, se notarán estos síntomas:

  • Indicador de alta temperatura en rojo: Este indicador está específicamente diseñado para mostrar que el motor está demasiado caliente. En la mayoría de los casos el indicador fluctúa entre los símbolos H y C. Si la lectura está muy próxima a la H apaga el motor y lleva el automóvil a revisión del sistema de refrigeración.
  • Sistema de aire acondicionado no funciona correctamente: Si este sistema está funcionando y el nivel de líquido refrigerante está bajo, seguramente notarás que sale aire caliente de las rejillas.
  • Olor dulce: Se puede notar este olor debajo del capó o en al aire acondicionado. Esto debido a que el líquido refrigerante contiene glicol. Esto puede ser indicativo de una fuga y hay que revisar con un técnico especializado.
  • Sensor de nivel de refrigerante defectuoso: Si este sensor funciona mal puede causar que la luz del indicador funcione incluso si no tiene nivel bajo.

Causa De Pérdida De Líquido Refrigerante

A diferencia del aceite de motor que se remplaza cada 5.000 a 8.000 kilómetros, el líquido refrigerante por lo general no requiere ser cambiado con tanta frecuencia.

Dado que el refrigerante está dentro de un circuito cerrado no debe bajar de nivel a menos de que exista una fuga en el sistema, en cuyo caso se debe acudir a un servicio especializado.

Las causas más comunes para que se pierda líquido refrigerante son:

  • Fugas externas en las mangueras del radiador, conexiones entre ellas o en el propio radiador.
  • La tapa del radiador tiene el sello defectuoso por donde el fluido presurizado puede fugarse.
  • Fugas internas en zonas como la junta de cabeza del motor, donde el líquido refrigerante puede escaparse.

¿Cuánto Dura El Líquido Refrigerante?

Para algunos vehículos se recomienda cambiar el líquido refrigerante cada 48.000 kilómetros. En cambio, para otros ni siquiera recomiendan cambiarlo en su programa de mantenimiento.

Algunos fabricantes recomiendan cambiar el refrigerante y enjuagar el sistema con más frecuencia en vehículos sometidos a servicio severo como carga frecuente, que generan más calor.

Para muchos modelos Chevrolet es un cambio a los 240.000 kilómetros.

A pesar de esto, muchos talleres de servicio especializado recomiendan cambiar el líquido refrigerante cada 48.000 kilómetros independientemente de las recomendaciones del fabricante.

El motivo de esto es el siguiente. La mayoría de los automóviles usan líquido refrigerante sobre una base de 50/50 de refrigerante y agua, que protegerá durante años contra la ebullición en climas cálidos con poco o ningún mantenimiento.

Además, por regulaciones ambientales se les ha pedido a los fabricantes de vehículos reducir los fluidos de desecho, por lo que los intervalos de cambio han aumentado.

El líquido refrigerante puede deteriorarse con el tiempo y debe verificarse si está bien, ya que puede ser complicado saberlo sólo por la apariencia.

El refrigerante puede perder sus propiedades inhibidoras de la oxidación al volverse más ácido con el tiempo, causando corrosión, la cual dañará el radiador, la bomba de agua, el termostato, las mangueras, la tapa del radiador y provocar sobrecalentamiento.

Por lo tanto, el líquido refrigerante con más de 80.000 kilómetros debe probarse periódicamente para verificar signos de oxidación, fugas y asegurarse que funcione eficientemente.

El sistema de enfriamiento se puede verificar con tiras reactivas que miden la acidez y con un hidrómetro que mide la protección contra la ebullición y el congelamiento.

Si los inhibidores de corrosión se han deteriorado entonces el sistema requerirá cambiar el fluido y enjuagar para eliminar residuos, sin importar lo que determine el programa de mantenimiento.

Composición Del Líquido Refrigerante

Todos los líquidos refrigerantes para automóviles están basados en glicol y los más utilizados son una mezcla de etilenglicol con un grupo de aditivos y agua.

Otro refrigerante a base de glicol se basa en propilenglicol y agua, diferenciándose del anterior por su menor toxicidad.

El agua pura tiene más capacidad de transportar calor que el etilenglicol puro, por lo que el agua sería mejor refrigerante para un vehículo si sólo tomásemos en cuenta esa capacidad.

Líquido Refrigerante para Coche
Líquido Refrigerante para Coche

Pero el agua forma óxido en las piezas de hierro y este se traslada a otras partes del sistema de enfriamiento generando corrosión, la cual interfiere con la transferencia de calor incluso antes de que su acumulación obstruya el radiador y llene el sistema de residuos.

En cambio, el refrigerante ayuda a disminuir la corrosión y el óxido en el motor, proporcionando además resistencia a la congelación, ya que no se congelará ni se expandirá a temperaturas extremadamente frías como lo haría el agua.

Importancia Del Líquido Refrigerante

La función principal del refrigerante es transferir calor y prevenir daños en el motor debido al sobrecalentamiento o congelamiento. El calor sólo se puede transferir con un fluido que lo absorba del sistema por lo que es vital evitar que se evapore o congele.

Si el líquido refrigerante hierve sus vapores no podrán absorber calor y por lo tanto puede provocar el derretimiento del metal del motor. El fluido no entraría en contacto efectivo con las partes que requieren enfriamiento.

Esto te puede interesar:

El Aceite De Motor. Para Qué Sirve, Componentes, Tipos

Algunos vehículos modernos tienen compartimientos de motor pequeños con poca ventilación, lo que provoca que se sobrecalienten en cuestión de minutos sin un sistema de enfriamiento operativo.

El refrigerante también sirve como anticorrosivo, y para proteger elastómeros no metálicos como piezas de caucho y plástico presentes en el motor y en el circuito de refrigeración.

Conclusión

Es de vital importancia conocer lo que es el líquido refrigerante del motor de tu vehículo, saber si es el adecuado y cuando debes cambiarlo.

También debes manejar información sobre cuando cambiarlo para evitar daños a tu vehículo, y además conocer sobre el sistema de refrigeración, sus posibles fallas y maneras de corregirlas.

Esperamos que haya sido útil esta información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio